gallery/logo lineal sin fondo ver

EN ESTA PÁGINA ENCONTRARÁS PUBLICACIONES ABORDANDO TEMÁS DE INTERES GENERAL.

 

MUCHAS VECES, HAY "DETALLES" QUE NO ALCANZAMOS A VER, PERO QUE NOS AFECTAN NEGATIVAMENTE EN NUESTRO PROCESO DE LIBERTAD FINANCIERA Y REALIZACIÓN PERSONAL

 

¡ESPERO QUE ESTAS PUBLICACIONES TE SEAN DE UTILIDAD!

 A MAYOR CONOCIMIENTO, MAYOR INTUICIÓN Y A MAYOR INTUICIÓN, MAYOR CAPACIDAD DE RESOLVER LOS RETOS QUE SE NOS PRESENTAN A LO LARGO DE NUESTRA VIDA...

 

SIEMPRE PODEMOS SER MEJORES A LO QUE FUIMOS AYER.      ¡ÁNIMO!  

¡GRACIAS!

“La sabiduría y el Conocimiento, llenarán tu Vida de Alegría .”

 

Proverbios 2 - 10 , La Biblia

gallery/cigarettes-621346_960_720
gallery/cash-2395782_960_720
gallery/achievement-18134_960_720
gallery/worshipping-god-2101347__340

MÁS TEMAS DE INTERÉS

¿TE AGRADÓ EL TEMA? COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

 

Quiero confesarte algo…

 

08 de noviembre de 2017

 

Quiero compartir contigo, uno de los asuntos que más problemas me dieron a lo largo de mi vida. Mi pésima relación con el:

 

DINERO…

 

¿Mal necesario?

 

Desde pequeños, cada uno de nosotros fue educado de cierta manera, lo cual influyó de alguna forma en cómo en la actualidad nos relacionamos con el dinero.

 

“Yo conocí la pobreza y ahí entre los pobres jamás lloré” reza una vieja canción popular mexicana… Este tipo de canciones me acompañaron durante mi infancia; y no sólo canciones, sino también películas, telenovelas y otros medios en los que se decía que el dinero era la desgracia en la vida de las personas. Con toda sinceridad, te comparto que este tipo de información me llenaba de confusión, sentía de alguna manera que el dinero era algo malo.

 

Siendo aun un niño, me impactó como un par de señoras se liaron a golpes por un billete de veinte pesos. Al grado de romperse la ropa y a una de ellas la nariz. Me llevo tiempo entender esa situación.

 

Me preguntaba: ¿Por qué si el dinero es tan malo, prácticamente todo el mundo lo está buscando? Tienen dinero y de inmediato lo gastan en cualquier cosa. En mi hogar, mis padres discutían por dinero y eso me llenaba de mucha tristeza y miedo; lo grave, es que esas escenas, esas discusiones y en algunos casos hasta peleas no eran exclusivas de mi casa, sino que esta historia se repetía por todas partes.

 

¿Da pena ajena? ¡Siempre! Claro que uno puede sentir vergüenza y una mezcla de emociones inciertas que nos producen malestar. Es tan arraigada la creencia de que el dinero es algo malo que hasta se oculta cuanto se gana o se disfraza la cantidad que se recibe producto del trabajo o del negocio que realicemos, por dos motivos principalmente: Tenemos miedo a que nos roben o nos da vergüenza decir cuánto “ganamos” Diferente es en otras culturas como la norteamericana, en donde sin mayor problema se dicen entre sí cuánto ganan.

 

En México y (ahora sé), en el resto del continente americano es todo un tabú hablar de dinero… Bueno, incluso hay personas que consideran “de mal gusto”, hablar acerca del dinero.

 

Así crecí, desarrollando sin darme cuenta, cierto rencor y repulsión hacia el dinero; sin cultivar el hábito del ahorro y mucho menos de la inversión.

 

Por mucho tiempo, desprecié al dinero e intentaba sentirme “honrado” de no buscar la riqueza (según yo ¡Já!). Curiosamente, sentía pesar de que otras personas tuvieran mejores condiciones de vida que yo, deseaba en secreto sus comodidades y estilo de vida… Naturalmente no lo reconocía y no me refiero al hecho de admitir la envidia que sentía, sino a que ni siquiera me daba cuenta de lo que pasaba en mi interior.

 

Pasaron los años y lógicamente me empecé a inclinar por ideas comunistas y socialistas con las que empecé a simpatizar y como es lógico, me volví –según yo- anarquista y rojillo (simpatizante del socialismo y el comunismo), sólo para darme cuenta después, de que esos sistemas políticos NO FUNCIONAN; fue muy frustrante para mi darme cuenta de estos hechos.

 

¡Yo que detestaba al sistema CAPITALISTA! ¡Malditos ricos! ¡Yo el defensor de los pobres y su pobreza! Tuve que ver con ojos nuevos al paso del tiempo, otra realidad.

 

No sé ni en qué momento, ya me había convertido en un “CROMETOFÓBICO”, en un ser con una pésima relación con el dinero, insisto: le odiaba, le despreciaba y le evitaba. Mínimamente sabía que era necesario; que para eso trabajaba y eso me frustraba todavía más. Creía equivocadamente que trabajaba para tener dinero, no sé si así me lo enseñaron o yo lo comprendí de manera torcida. (Bueno, fueron las dos cosas: Así me lo enseñaron y aparte yo retorcí esa enseñanza)

 

En ocasiones tenia ciertos “ataques de locura por el dinero”. Pero después de estos episodios, tenía una especie de resaca, de sentimientos culposos en los que me invadían pensamientos acusatorios, no podía disfrutar del dinero que “ganaba”, me sentía mal por la gente pobre y principalmente por los niños que morían de hambre en distintas partes del mundo, incluyendo a los de mi país: México.

 

Anduve mal durante muchos años, como decimos en México: “no me hallaba”… Si bien, la pésima relación que alguna vez tuve con el dinero, es producto de males aún más profundos, debo reconocer que en sí misma, dicha relación mediocre ante el dinero agudizó otra serie de conflictos, más allá de las deudas.

 

Nací y he vivido en una sociedad que en gran medida está sostenida por el movimiento del dinero, comprendí al fin que manifestar desagrado, indiferencia o desprecio hacia el dinero, no resulta del todo bueno; muy al contrario, al no superar esos estados de CROMETOFOBIA nos convierte en consumados parásitos del sistema. (Sí, se oye muy feo, y hasta ofensivo, pero eso es lo que sucede: nos convertimos en una carga para la sociedad cuando no aprendemos a ser productivos e inteligentes en el uso y aprovechamiento del dinero). El dinero no es un mal necesario, lo que es VERDADERAMENTE NECESARIO, es que aprendamos a superar todos esos aspectos que nos impiden acceder a mejores condiciones de vida. Esos si es totalmente NECESARIO.

 

Debemos entender cómo se mueve la economía, aprender a manejar nuestras FINANZAS PERSONALES, conocer más acerca de lo que significan la: PROSPERIDAD, LA RIQUEZA y LA ABUNDANCIA y con estos y más recursos, hacer del capitalismo actual, un CAPITALISMO PROGRESISTA CON MUY AMPLIO SENTIDO SOCIAL, es decir:

 

Que todo el capital, no solamente el financiero, sino también el capital cultural, tecnológico, científico, etc. Llegue a la mayor cantidad de personas para crear modelos de desarrollo auto sostenible… ¿Será posible? No lo sabemos, pero lo que si existen, son ALTAS PROBABILIDADES de que tú seas LIBRE FINANCIERAMENTE HABLANDO… Que te dejes vencer, eso ya es otra cosa.

 

Si deseas mejorar tu calidad de vida, te puedo ayudar para que lo consigas. Contáctame y vemos las múltiples formas para lograrlo.

 

Un abrazo y nos reunimos en la siguiente publicación o antes si decides tomar acción para que subas tu nivel de vida.

¡Muchas gracias apreciables amigos!

  

 

¿GUSTAS DEJAR UN COMENTARIO?

Nombre  
Email  
Mensaje  
gallery/coins-1015125__340
gallery/wallet-1326017__340